Las tendencias nuevas para la primavera-verano son realmente innumerables, pero hay una que sin duda llama la atención: nos referimos al estilo japonés que está cobrando fuerza poco a poco.

Estampados florales, con diseños y pinturas delicados sobre bases neutras como, por ejemplo, el color nude o blanco roto están cobrando fuerza poco a poco. Las flores están esbozadas y estilizadas  nos evocan directamente los cerezos en flor de Japón.

La tendencia para este año será o bien llevar prendas que evocan un diseño puramente oriental o simplemente detalles o prendas que combinado con un estilo más informal ofrecen un toque exótico al look.